La masonería argentina soberanista le reclamó las Malvinas a Reino Unido

Un sector de la masonería que se reconoce como defensora de la soberanía nacional envío una firme carta abierta a la Gran Logia de Inglaterra, reclamando en clave masónica un diálogo directo para la resolución y devolución de los territorios ocupados. Es la primera vez que ocurre desde 1833, año de la invasión inglesa a las Islas y la primera vez que la masonería argentina choca de forma directa con Reino Unido.

Política 02/04/2024
malvinas-1-730x375@2x

Por Descartes

Y lo que parece imposible se ha realizado. Mucha agua corrió bajo el puente en estos casi 214 años que transcurrieron desde la formación de la Primera Junta en 1810 hasta nuestros días.

Aquellos fueron años tumultuosos y efervescentes. Las logias, las organizaciones secretas, las “orgas masónicas”, en esencia, las formas de la época para construir poder estaban a la orden del día en los preparativos del primer gobierno patrio. 

Claro había múltiples intereses entre sus miembros: había descontentos con el Gobierno títere que gobernaba el Imperio Español (y por ende las provincias de América, África y Asia),  otros que celebraban la continuidad sui generis de la Revolución Francesa a través de Napoléon y los que solo buscaban beneficiarse con el librecambismo, vía contrabando que Inglaterra impulsaba con la intención de colocar sus productos en el mercado de las Provincias Unidas en detrimento del todo el sistema manufacturero local. 

Así que teníamos desde los más encendidos revolucionarios, a los más conservadores patriotas pasando por oportunistas y primera generación de almaceneros que luego formaron la oligarquía argentina décadas más tarde. 

De modo de que, el vínculo entre masonería y nacionalismo siempre fue conflictivo, a veces con tolerancia y a veces con desprecio absoluto. A veces con persecuciones, a veces con masones persiguiendo masones y a veces masones apoyando incursiones anglo-francesas (¿Primero la Patria de afuera verdad?) Como así también, había masones patriotas en las filas nacionales y gobiernos conservadores contrarios a toda idea de razón.

Existieron gobiernos antimasónicos que defendieron el interés nacional por sobre todo. Hay para elegir en nuestra historia. 

Pero, al parecer luego de más de 200 años las cosas parecen cambiar y ha surgido algo novedoso dentro de esta organización discreta: una masonería soberanista de tendencia nacional basada en los pilares de libertad, igualdad y fraternidad. Es decir, que aboga por los derechos del país y denuncia a Reino Unido, monarquía absoluta con la que siempre se los había vinculado.

IMG-20240402-WA0013

IMG-20240402-WA0014

Pero eso fue hasta hoy. 

La Gran Logia Escocista Argentina a través de su titular, con el cargo de Muy Respetable Gran Maestre, Ricardo Senn emitió una Carta Abierta hacia el corazón de la Gran Logia Unida de Inglaterra que comanda el Duque de Kent, Eduardo Paul donde la masonería argentina le pide “mediación directa con el gobierno inglés” y “una resolución al legítimo reclamo que mantiene la República Argentina sobre nuestras Islas Malvinas e Islas del Atlántico Sur, actualmente bajo ocupación británica, situación que representa un enclave colonialista inaceptable en el siglo XXI”. 

“Nos imaginamos que le extrañará este pedido en forma clara, concisa y abierta el cual expresa el sentimiento de los ciudadanos de nuestra Patria como así también de todos los Hombres Libres esparcidos por la faz de la Tierra. Más aún, sabiendo que nunca en la historia se hizo algo así por parte de la Masonería Argentina”, detalló Senn. 

Es que claro, no puede olvidarse que la llamada Gran Logia Argentina de Libres y Aceptados Masones (Coloquialmente llamados “Calle Cangallo” o “Calle Perón”) son reconocidos por la Logia Inglesa y responden a los intereses de esta organización anglosajona.

La Carta lo explica con claridad meridiana sin eufemismos, ni agresiones: “Entendemos porqué la Gran Logia Argentina de Libres y Aceptados Masones, ubicada en la calle Perón de la República Argentina, nunca procedió de esta manera. Esta particularidad se debe principalmente a que es una Gran Logia Argentina que obedece a las regulaciones, reconocimientos e intereses de la Gran Logia Unida de Inglaterra, desde su creación a través del Doctor Roque Pérez, una tradición que sus autoridades continúan honrando hasta la actualidad”.

Falto decir que “al que le quepa el poncho que se lo ponga”, pero si bien las buenas maneras de la gente masónica no permiten esas licencias poco poéticas, los mensajes están siendo bien directos. 

Como lo cortés no quita lo valiente la carta que puede ser interpretada como de un tenor muy duro continúa definiendo su posición: “la Gran Logia Escocista Argentina – la cual tengo el honor circunstancial de presidir – no está reglamentada por la Gran Logia Unida de Inglaterra ni tenemos relaciones masónicas alguna, pero aun así, somos Masones regularmente iniciados en el Rito Escocés Antiguo Aceptado. Nos regimos por los 7 Principios Fundacionales del Rito, el cual nos hace ser Regulares y Reconocidos por diversas autoridades masónicas alrededor del mundo. Nuestro compromiso es con los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad, pilares del iluminismo que inspiraron la fundación de repúblicas democráticas en oposición a los regímenes Monárquicos Absolutistas”.

Reino Unido, con sus posesiones de ultramar y su mancomunidad es actualmente junto a Holanda y Suecia de lo más parecido a esa idea, manteniendo enclaves geopolíticos por todo el globo y en el caso argentino, ocupando una parte de su territorio, con proyección hacia todo el Atlántico Sur y la Antártida, verdadero vergel muy codiciado que en 2048 al vencer el tratado que lo protege abrirá la caja de pandora y la zona será altamente conflictiva. Para Argentina, será una situación muy difícil. 

Finalmente, Ricardo Senn, titular de la masonería escocista argentina, expresó que “en lo personal, tuve el alto honor de servir a mi Patria como soldado de la Fuerza Aérea Argentina durante el conflicto de 1982. Por lo tanto, me siento con la absoluta libertad de conciencia de realizar esta carta al recordar la heroica sangre vertida en ese tiempo y que deseo nunca más vuelva a suceder”.

Agrega entonces que “tenemos el convencimiento que nuestros lazos Iniciáticos y Fraternos serán factor importante que permitirá un acercamiento de las posiciones que la política partidaria en cada una de nuestras naciones no pudo realizar a través de los años. Hacemos votos para que así sea y de esta forma poder abrir un canal masónico que ayude a la pronta devolución del territorio nacional”. 

La carta, lo político y lo masónico

Fuentes allegadas a la organización evitaron hablar de cisma, fractura o cualquier otra división dentro de la masonería, aunque admiten que “estamos tomando posición sobre un tema central para la soberanía nacional, un caro interés para nuestra Patria y no podemos decir que nos alumbramos en el brillo de la espada libertadora de San Martín si no reclamamos firmemente un canal de diálogo masónico por la recuperación del territorio usurpado impunemente, respondemos a la triple bandera de Libertad, Igualdad y Fraternidad, que no es un fenómeno abstracto, representa la unión entre libertad, justicia social  y unidad del pueblo en su conjunto y eso no ocurre en el éter, ocurre en un país, en un Estado Nación, en una comunidad que se desenvuelve en un territorio, por supuesto, que son valores que defendemos en el mundo pero no olvidamos nuestra raíz, ni las luchas de nuestros padres fundadores”. 

Desde un punto de vista periodístico e histórico no se puede negar la importancia que tiene en un 2 de abril, esta carta abierta que actúa como un misil parteaguas al centro de una potencia colonial que se arroga el derecho a conducir a las naciones de acuerdo con sus intereses y que sus brazos llegan a múltiples organizaciones de los países, que como el nuestro, están ocupados por su poder absolutista. 

Prometemos que esto recién comienza. Y que habrá muchas novedades y repercusiones en todo el ámbito político nacional. 

 

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email