Aniversario de aquel penal que se pateó casi 3 meses después

Todo se inició la tarde del 5 de junio de 1927 y por el campeonato de la B de la Asociación Amateur Argentina, Del Plata recibió a Argentino de Banfield en su campo porteño de Iriarte y Vélez Sarsfield.

Deportes 18/06/2024
2586d415-8917-4a1a-a068-7b9330c4189d

Por Federico Gastón Guerra

De la fábrica de historias insólitas del fútbol argentino de todos los tiempos, surge el relato del penal más largo del mundo que existió en nuestro fútbol. La tarde del 5 de junio de 1927 y por el campeonato de la B de la Asociación Amateur Argentina, Del Plata debía recibir a Argentino de Banfield en su campo porteño de Iriarte y Vélez Sarsfield. 

Argentino de Banfield comienza a pergeñar sus primeras conquistas futboleras hacia la década de 1920. Este club opta por asociarse en la Asociación Argentina de Football y no en la Asociación Amateurs de Football, es que ya para estos tiempos eran varias las ideas de cómo conducir el fútbol y ante la heterogeneidad se optó dividir en 1912 a la Argentine Association Football League que se había formado en 1891, como marca Jorge Iwanczuk en su libro sobre el fútbol amateur en la Argentina.

Ya en detalle de aquella pena máxima ejecutada en forma tardía, el periodista y amigo Rafael Saralegui, ya fallecido, pormenorizó en el diario LA NACION que ese partido fue dirigido por el árbitro Pedro Novarino quien cobró un polémico penal quien fue víctima de una agresión y suspendió el cotejo que se reanudó, luego de mil interpretaciones reglamentarias, el 4 de septiembre con un yerro del banfileño Paduano. Casi tres meses después... la pelota se fue lejos del arco.   

Saralegui en su extensa crónica pormenoriza: “El juego se reanudó con la ejecución del tiro penal. Paduano desvió el remate, pero su yerro difícilmente admita parangón alguno. Al describir lo sucedido, LA NACION explicaba que ‘en el tiro de Paduano la pelota salió de la cancha más allá de la línea del área penal’ y que ‘el yerro fue tan grande que provocó el comentario adverso de sus compañeros y de los dirigentes. Baste decir que Paduano estuvo a punto de ver el final de sus días, tal era el disgusto de sus compañeros’”.

 

Debe indicarse que el equipo banfileño ocupa la sexta ubicación en 1926, ya por estos años contaba con 500 socios según memorias de la AFA, participaron 18 conjuntos deportivos y es campeón Boca Juniors. Y que 1927, año de ese penal interminable, encuentra a nuestro fútbol con una fusión de asociaciones deportivas y sin Argentino de Banfield en la liga superior. 

Aquellas glorias   

Vale recordar que Argentino de Banfield consigue en 1922 alzar la Copa Competencia de 2ª reserva y la liga de 5ª división que pone en juego la Asociación Argentina de Football. Este equipo jugaba con casaca verde y blanca a bastones verticales, aunque como señala Jorge Barberini en su monografía sobre clubes desafiliados: “También se conoce una blanca con franja horizontal verde”. 

En su estadio de Saavedra y Bustamante este equipo desanda sus primeros pasos en Primera en 1923 compartiendo la 20ª posición del torneo con el desaparecido Boca Alumni (nada que ver con Boca Juniors), ese año participaron 23 equipos en la competencia que dio como ganador a Boca Juniors. El equipo verde y blanco participó ese año con varios clubes ya desaparecidos: Palermo, Del Plata, Progresista, Sportivo Palermo, Alvear Sportivo del Norte, Porteño y Villa Urquiza.

El terreno arrendado, contaba con una cancha de 95 metros de largo y 60 metros de ancho. Ademas estaba cercado por alambrados de tejido y con una baranda de hierro interna. Aunque no contaba con tribunas, tenía pasillo y casilla para los jugadores, baños y cuartos de vestir, se lee en «Planillas de Afiliación 1927». Biblioteca del Fútbol Argentino, Wikipedia. 

El historiador Luis Ángel Legnani suma en su libro “Un Lomas que yo he visto”, que “(...) (el club) Olimpia (fue) ocupante del predio que perteneció a Argentino de Banfield, en la manzana comprendida por Bolívar, Saavedra, Andes y Bustamante (...)”.

Argentino de Temperley 

Al no acompañar los resultados deportivos Argentino de Banfield opta por buscar cambios en su estructura deportiva y es por eso que se puede leer en LA UNION del 2 de diciembre de 1978 lo siguiente: “Efímera fue la fusión del Club Atlético Temperley con el Club Argentino de Banfield que se produjo el 15 de marzo de 1932, denominándose la nueva entidad con el nombre de Argentino de Temperley”.

“Más que una fusión -prosigue la nota de LA UNION- había sido un convenio con el ex Club Argentino de Banfield, tomando provisoriamente el nombre de Argentino de Temperley. Para su manejo en lo futbolístico se había formado una comisión.”

El historiador del club celeste Guido Tomasi (ya fallecido), en un escrito dejó el siguiente dato: “Durante el tiempo de fusión la sede y el campo de deportes como la administración la ejerció el Club Temperley, quedando las tribunas de Argentino de Banfield en favor del celeste.”

Finalmente, el 12 de julio de 1935 se resuelve por asamblea romper con la fusión de nombres, no había dado mayores resultados y muy poco era lo que esta unión le había dejado a los de Banfield... De aquí en más el fútbol entra en una etapa profesional y Argentino de Banfield pasará a respirar una nueva etapa, una nueva vida.

Te puede interesar
Imagen de WhatsApp 2024-05-28 a las 14.12.05_316f8c07

Benjamín Veas, el campeón regional de Golf

Deportes 30/05/2024

Gran triunfo de Benjamín Veas, el joven golfista de Almirante Brown, que con 72 golpes en la cancha, hizo par de cancha superando al segundo por tres golpes menos, que obtuvo el preciado trofeo Regional y su segundo primer lugar en el Metro.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email