El Acuerdo Milei-Macri avanza lentamente: El ex presidente exige demasiado pero la intención es "cerrar"

Un acuerdo entre el expresidente y el actual presidente para cogobernar el país parecía inminente. Pero, el viaje a Israel, el Vaticano y declaraciones de Cristina pusieron a enfriar un poquito la iniciativa. El Gato pide todo y el León no quiere.

Política 15/02/2024
NOTA

El posible nuevo acuerdo político entre el PRO y La Libertad Avanza (LLA) tuvo un impasse luego de que sea desmentida por el vocero presidencial, Manuel Adorni, una versión sobre una presunta "cumbre prevista" entre el presidente Javier Milei y el exmandatario Mauricio Macri como parte de la supuesta alianza, una iniciativa insinuada por primera vez por la ministra de Seguridad y titular del partido amarillo, Patricia Bullrich, pero que ahora afirma no dedicarse a "los temas partidarios".

"Ya contestó Manuel Adorni, yo no tengo nada que decir. Soy ministra de Seguridad y estoy ocupada en el Ministerio, no en los temas partidarios", afirmó Bullrich durante una conferencia de prensa en Casa Rosada.

De esa manera, la ministra evitó contestar sobre el estado de situación del supuesto nuevo acuerdo entre amarillos y libertarios, anunciado la semana pasada por la propia funcionaria como el inicio de un "nuevo rediseño político" del que también se pronunció el propio presidente Milei al sostener en declaraciones radiales que lo "venía proponiendo desde 2022" y que "obviamente" explorará la posibilidad de una alianza con el PRO.

Fue el vocero presidencial Adorni quien esta mañana desmintió la existencia de una hipotética "reunión cumbre" prevista para esta tarde entre Macri y Milei.

"No hay una cumbre prevista", respondió Adorni en su habitual conferencia de prensa matutina en Casa Rosada, y afirmó que "siempre está abierta la posibilidad de sumar a todo aquel (dirigente político) que coincida en sus pensamientos con el cambio" que propone el Gobierno nacional en el país.

"Hoy también leí en algún medio alguna posible cumbre entre La Libertad Avanza y el PRO y eso es incorrecto", remarcó el vocero.

En este contexto, Bullrich se reunió más temprano con los gobernadores Rogelio Frigerio (Entre Ríos) e Ignacio Torres (Chubut), dos mandatarios provinciales del partido amarillo, además del jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri.

"Hoy nos reunimos junto al gobernador Ignacio Torres y con la ministra Patricia Bullrich para avanzar en distintos temas de gestión. Tenemos la decisión política de ir a fondo, codo a codo con la Ministra y el Presidente, en contra de los delincuentes, los narcos y las mafias en Entre Ríos", publicó Frigerio en su cuenta de la red social X.

Ambos gobernadores son parte del grupo de diez mandatarios de Juntos por el Cambio (JxC) -una expresión política que ya no existe en el Congreso- que acompañó el paquete de medidas del trunco proyecto de ley 'Bases'.

Sin embargo, este grupo también cuestionó las críticas de Milei, quien calificó a gobernadores de "corruptos" y anunció mayor quita de fondos a las provincias.

"No corresponde entonces que nos responsabilicen a todos por igual ni que nos falten el respeto aduciendo poca vocación de diálogo e incapacidad de nuestra parte, cuando en realidad trabajamos incansablemente para lograr los consensos necesarios para que se apruebe la Ley Bases", señaló el grupo de mandatarios en un comunicado la semana pasada al volver a foja cero la ley.

Por su parte, el gobernador de Chubut fue uno de los que impulsó las negociaciones para frenar los cambios en el Régimen de Pesca que planteaba el fallido proyecto de Ley, y además es quien recientemente le solicitó a la Justicia que frene la quita de subsidios al transporte provincial establecido por el Gobierno nacional.

 Milei se conformaría con dar un primer paso a través del armado de interbloques en el Congreso. Pero el ala dura del PRO reclama como garantía para tal cosa el ingreso a la gestión de dirigentes con voz y voto en la toma de decisiones. Algo que, por otra parte, esperan agazapados desde el minuto cero en que Milei juró como presidente. “Armar un interbloque es cogobernar”, describió a Página/12 un dirigente del macrismo cercano a las conversaciones. “Y para hacerlo, necesitamos lugares decisorios”, remató.

 La voluntad está

Antes de aterrizar en el país luego de la gira por Israel y Roma, el Presidente reconoció su voluntad de "explorar un acuerdo con el PRO" y expuso las coincidencias ideológicas entre el ala dura del partido amarillo y LLA, por lo que dijo que una “confluencia” sería lo “natural”. Para el Gobierno, la síntesis ideal sería a través de un interbloque en Diputados. Esa definición desnuda el reconocimiento de que al bloque oficialista le faltó muñeca política durante las negociaciones por la megaley, pero también funciona como una suerte de barrera: si hay fusión, será en el Congreso, pero no en el Ejecutivo. El Presidente también dijo desde Roma que uno de sus ministros apuntados por el PRO, el de Interior, Guillermo Francos, "está más firme que rulo de estatua". No dió indicios —por ahora— de estar dispuesto a entregar a sus funcionarios más cercanos.

Por eso, el planteo pasa por renovar los alfiles y las torres del gabinete, sin tocar a la dama y al rey. "Milei sabe que si quiere un acuerdo, va a tener que ceder, que desprenderse de algo", arriesgan.

En paralelo, en el macrismo se atajan en que la discusión "no es por cargos" y descartan el desembarco de dirigentes a título individual, como en su momento lo hizo Patricia Bullrich. Diego Santilli y María Eugenia Vidal, por caso, sonaron para Interior y el puesto vacante en ANSES —de donde salió eyectado Osvaldo Giordano, quien responde al gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, a quien en la Rosada ya ven como un competidor de cara a 2027—. Pero Santilli y Vidal niegan tanto su voluntad de seguir el camino de la ministra de Seguridad como que el ofrecimiento mismo haya tenido lugar.

En resumen, lo que el macrismo pide son lugares decisorios en el Gobierno como resultado de un acuerdo político macro. Esa es la condición, a priori, para avanzar en un interbloque en el Congreso, algo que por otra parte también desean concretar. Uno de los vértices del pacto de Acassuso entre Macri y Milei de octubre pasado había sido la designación de Cristian Ritondo como presidente de la Cámara baja, pero el Presidente optó finalmente por Martín Menem, luego de explorar un posible acuerdo con el peronismo federal.

Macri, que todavía sigue molesto por aquél desenlace, podría insistir por Ritondo. Será uno de los temas de la próxima reunión con Milei. En el partido amarillo prima la ansiedad por las negociaciones; mientras que en el Gobierno la frase es que "no hay apuro".

 

Te puede interesar
jjjj

Otermín recibió a Bianco, Larroque y Batakis en Lomas

Política 23/02/2024

El intendente de Lomas de Zamora, Federico Otermín, recibió a parte del gabinete del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. En primer lugar, se reunió en el Municipio con Silvina Batakis, Ministra de Hábitat y Desarrollo Urbano.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email